Observatorio económico y financiero semanal al 03 de agosto de 2015

La visión de Principal del 27 de julio al 03 de agosto de 2015

Actividad en EEUU a paso estable.

La primera estimación del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre en los EEUU mostró una importante mejoría en la cifra secuencial ajustada por estacionalidad, ya que la variación anualizada aumentó desde 0,6% en el primer trimestre a 2,3%, lo cual fue levemente inferior a lo esperado de 2,5%. También se corrige al alza la estimación del crecimiento del primer trimestre, la cual pasó desde una baja de 0,2% a un alza de 0,6%. Lamentablemente el detalle de las cifras no es tan positivo como en trimestres previos, ya que la inversión creció sólo 3,6% en doce meses, por debajo del 4,8% del trimestre previo. Las exportaciones también se desaceleraron, desde 2,6% a 1,5%. Por otro lado, el crecimiento del consumo se mantuvo estable, ya que pasó desde 3,3% a 3,1%. Otro dato importante es que el índice de precios al consumidor subyacente aumentó sólo un 1,3% en el segundo trimestre, igual al anterior.

Confianza y mercado laboral siguen como las dudas para la Fed.

Hubo dos cifras muy negativas que podrían causar una demora en la esperada alza de tasas de interés por parte del Sistema de Reserva Federal (Fed), la confianza y el índice de costo del empleo (ECI). Con respecto a éste último, el aumento de 2,6% del primer trimestre aumentó las probabilidades de un alza de tasas por parte del Fed que el mercado espera para septiembre, pero el 2% del segundo trimestre baja nuevamente esa probabilidad. Las cifras de empleo siguen mejorando y el desempleo está en un nivel cercano a lo que se considera pleno empleo. Parte de la explicación podría ser que la tasa de desempleo es más amplia, que incluye personas con empleos de jornada parcial y que desean trabajar jornada completa sigue en niveles elevados. De hecho, a junio había 6,4 millones de personas en la situación recién descrita en los EEUU, muy por encima de los 4,5 millones que lo estaban el 2008. Este desempleo de 10,5% podría explicar que pese a que la tasa de desempleo habitualmente usada para análisis está en 5,3%, hay oferta suficiente de trabajo a los niveles de salario actuales.

Europa con poco movimiento.

Lamentablemente la trayectoria de baja que tenían las cifras de desempleo se detuvo en junio, ya que tanto en la zona euro como en la comunidad el desempleo se mantuvo estable, en 11,1% y 9,6% respectivamente. El dato preliminar de inflación a doce meses fue de 0,2% para julio, igual a junio, aunque la inflación subyacente aumentó desde 0,8% a 1,0%. Las negociaciones respecto de Grecia prosiguen con la expectativa de postergación de los problemas más urgentes, lo que ha tranquilizado a los mercados.

Latinoamérica continúa muy lento.

Ante la fuerte depreciación de todas las monedas algunos gobiernos están actuando. El Banco Central de México decidió aumentar sus ventas diarias de dólares desde US$50 millones a US$200 millones desde el 31 de julio hasta el 30 de septiembre, entre otros ajustes menores. En Brasil el Banco Central subió nuevamente su tasa de interés de referencia, el alza llevó la tasa a 14,25% desde un 13,75% y el anuncio fue leído como una declaración de que se llegó al máximo de tasa. Mientras tanto el crecimiento de los créditos se ha seguido moderando pero llegó a 9,8% en junio, todavía positivo en términos reales. Mientras tanto el déficit fiscal sigue empeorando, llegando a 0,80% del PIB en los doce meses terminados en junio, desde 0,68% a mayo. Este es el concepto de balance primario, para el cual la meta fue recientemente reducida a un superávit de 0,15% del PIB. En Chile, el desempleo bajó desde 6,6% a 6,5% en el trimestre terminado en junio. La cifra coincide con igual período del año previo pero algunos analistas advirtieron que la Copa América ayudó a la baja, puesto que la mayor creación de empleos (fuera de sectores asociados al gobierno) estuvo en comercio, restaurantes y hoteles.

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

El viernes 31 de julio, el cobre cayó 0,4% y cerró la semana en US$2,37 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, completando una caída de 0,1% en la semana. Según Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), el comunicado de la Reserva Federal respecto a la mejora en la economía norteamericana apreció el dólar afectando negativamente el valor de los commodities. Asimismo, prevalece la volatilidad de la Bolsa china, generando ruido en los mercados financieros mundiales y en la propia economía asiática lo cual potenció el escenario desfavorable para los commodities, en particular para el cobre.