Observatorio Económico y Financiero mensual noviembre 2015

Visión de Principal

Datos de inflación en EEUU podrían impulsar reacción de la Reserva Federal (Fed)

La inflación por IPC se mantuvo en 0,2% en los EEUU en los doce meses terminados en octubre, cuando se esperaba una baja a 0,1%. La inflación subyacente (ex alimentos y energía) se mantuvo también, pero en 1,9%. Hay que recordar que aunque esta inflación está muy cerca de la meta de 2%, no es el objetivo principal de la Reserva Federal  (Fed).

Zona Euro con diferencias significativas en datos de inflación

En Europa la medición definitiva del IPC de octubre fue superior al dato preliminar tanto en la efectiva como en la subyacente. La primera había sido estimada en 0% y fue finalmente 0,1%, luego de marcar -0,1% en septiembre. La segunda fue finalmente 1,1%, bastante por encima del 0,9% inicialmente reportado y del 0,9% de septiembre. Normalmente estos reportes son iguales o difieren máximo por una décima, por lo que esta diferencia es significativa. Además, reduce aún más la ya muy baja probabilidad de deflación en la zona Euro.

Japón con crecimiento lento tras cifras del PIB de tercer trimestre.

En Japón se publicó el Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre, con una baja de 0,2% trimestre a trimestre, lo que alimentó la opinión de que ese país se encuentra en recesión, ya que el trimestre previo el crecimiento fue de -0,3% trimestre a trimestre. Es decir, cumple con la “recesión técnica” que en realidad no tiene nada de “técnica”. Visto en variación año a año el PIB creció 1%, igual que el trimestre previo; bajo esta perspectiva no habría recesión, aunque sí crecimiento lento que es lo lógico de esperar en general, ya que es su potencial considerando su negativo crecimiento de población en edad de trabajar entre otras consideraciones.

México relaja política de control de tipo de cambio y Brasil sigue empeorando su situación.

En México se reportó el PIB del tercer trimestre donde cabe notar que no se reporta la estructura por demanda pero sí por oferta. Se puede ver que el 2,6% de crecimiento reportado, que ya es bueno (por sobre el esperado de 2,4% y el previo corregido de 2,3%) fue incluso mejor como tendencia, ya que los sectores primario y terciario crecieron 3,8% y 3,2% respectivamente. El sector secundario, que incluye minería (donde está producción de petróleo) redujo el valor final porque creció 1,2%, lo que sabemos se debe a factores específicos del mercado del petróleo y no a un problema macro. El problema básico es la baja de producción por agotamiento de reservas del principal campo petrolero del país, además de la baja en precio. Hubo una modificación en la política de control del tipo de cambio en México. Se acabó la subasta de USD$200 millones sin precio mínimo y se reemplazó por una a un tipo de cambio un 1,5% más depreciado que el del día previo. Se mantiene la subasta de USD$200 millones con precio mínimo 1% más depreciado que el día previo. Esto empieza hoy 23 de noviembre y es una relajación de la política de contención de la depreciación.

En Brasil el indicador mensual de actividad económica estuvo en línea con lo esperado, bajando un 6,2% en variación año a año. La tasa de desempleo urbano aumentó desde 7,6% en septiembre a 7,9% en octubre; 3,2 puntos porcentuales sobre la cifra del año previo (4,7%). La destrucción de empleos fue la mayor desde que existe la serie, un 3,5%. La recaudación de impuestos federales bajó un 9,7% real, es decir, sin variaciones en términos nominales. Finalmente, en Perú se reportó un desempleo muy por debajo de lo esperado, 5,8% en el trimestre terminado en octubre cuando se esperaba un aumento desde el 6,4% previo a 6,5%.

Mercado nacional y coyuntura macroecónomica

En Chile el PIB registró un avance de un 2,2%, en línea con lo esperado, como es habitual porque el Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) predice muy bien el PIB y entregaba 2,1%. Pero lo importante fue que luego de varios trimestres de baja (desde el 4° trimestre de 2013) la inversión subió, y lo hizo muy bien, un 7,1%. El gasto del gobierno también creció fuerte, un 5,9%. Lo negativo fue la baja de 0,9% en las exportaciones. Relacionado con lo anterior, el déficit de cuenta corriente aumentó fuertemente, hasta 4,6% del PIB. Finalmente, el deflactor implícito del producto, medidor amplio de inflación, aumentó desde un ya alto 5,6% el trimestre previo a 6,3% en el tercero, un dato preocupante.

La semana pasada el cobre cerró en 2,13 dólares la libra, anotando una caída de 6,1 centavos la libra (-2,8%) respecto del viernes antepasado. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), las desfavorables expectativas para la demanda de cobre de China, conjuntamente con el alza internacional del dólar, elevaron la percepción de riesgo de los inversores en derivados financieros (principalmente futuros que varían en función del precio del cobre), induciendo una caída importante en la exposición al metal y consecuentemente, potenció la tendencia a la baja del precio. Adicionalmente Codelco, un referente para el mercado, anunció la reducción en 26% de la prima de venta de cátodos en contratos anuales al mercado chino para 2016, reforzando la percepción de una demanda débil.