Observatorio Económico y Financiero al 23 de abril de 2018

Observatorio Económico y Financiero del 16 al 23 de abril de 2018

Visión de Principal

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no sólo mantuvo, sino que aumentó su ya optimista expectativa para el crecimiento mundial. De hecho, con respecto a su anterior reporte, que corresponde a octubre de 2017, aumentó su expectativa de crecimiento mundial para el presente año en 2 décimas a 3,9%, muy por encima del promedio histórico de 3,5%, el cual además se dio con un mucho mayor crecimiento poblacional. Las alzas más significativas estuvieron en EEUU (6 décimas) y en la zona Euro (5 décimas). El Fondo espera que América Latina crezca 2% este año, muy por encima del 1,3% del 2017.

En EEUU datos mensuales positivos.

En EEUU los datos mensuales confirman el buen momento. Por ejemplo, las ventas minoristas crecieron un 4,5% anual en marzo, acelerando desde el 4,1% de febrero, mientras que la producción industrial creció 4,3% y 4,4% en el mismo período.

En la Eurozona la inflación subyacente se mantiene baja.

En la zona Euro se corrigió levemente la inflación del mes de marzo, pero lo más relevante es que la inflación subyacente se mantuvo en 1% por tercer mes consecutivo, lo que hace pensar que la política monetaria expansiva se va a mantener, más allá de que el Banco Central podría hacer ajustes. En Gran Bretaña los datos económicos fueron positivos, el desempleo bajó una décima a 4,2% en febrero, mientras que los sueldos aumentaron 2,8%, que es la mayor alza desde agosto de 2015. Finalmente, la inflación tuvo una baja desde 2,7% a 2,5% en marzo, mientras que el indicador subyacente bajó a 2,3% ya muy cerca de la meta de 2%.

Por el lado de las economías emergentes, China no sorprende.

En China, se reportó el crecimiento del PIB en el primer trimestre, el cual fue 6,8% por tercer trimestre consecutivo, sin sorpresas. Los datos mensuales de actividad tampoco sorprendieron, con sólidas alzas en las ventas minoristas y la producción industrial. Sin embargo, se observó una leve desaceleración en la cantidad de dinero, bajando desde 8,8% a 8,2%. Lo anterior podría ser parte de la razón por la cual en Banco Central decidió reducir la tasa de encaje bancario, una medida expansiva. En efecto, el encaje fue reducido en un punto porcentual para todos los bancos, dejando la tasa en 17% para los bancos de gran tamaño y en 15% para los pequeños.

En nuestra región se aprecia un menor dinamismo dentro de la recuperación del crecimiento en Brasil. En efecto, el indicador mensual de actividad sólo avanzó un 0,66% en febrero, bastante por debajo del 2,95% revisado de enero, con lo que el promedio de tres meses bajó a 1,91% desde 2,50%. Por el lado positivo, el crecimiento se mantiene y la inflación también permanece baja, de hecho el indicador subyacente de mediados de abril bajó a 3,17% desde 3,24%. La inflación se mantuvo en 2,8% (recordemos que la meta es 4,5%). Adicionalmente, la creación de empleos formales sigue positiva, con 56 mil empleos creados en marzo.

En Perú el indicador mensual de actividad creció 2,86% en marzo desde 2,81% en febrero, una buena señal antes de conocerse el PIB del primer trimestre. En Colombia las ventas minoristas se mantuvieron fuertes en febrero con un alza de 5%, aunque inferior al 6,2% previo. La producción industrial avanzó un 1,5%, por encima del 1% de enero. Se aprecia una recuperación de esta economía, muy golpeada los últimos años por la baja en el precio del petróleo. De hecho, como se comentaba más arriba, el FMI espera que el 2018 tenga un crecimiento mucho mayor que el 2017 tanto en Colombia como en Perú, y los datos iniciales parecen confirmar esa expectativa.

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

El FMI también espera una fuerte aceleración en Chile, desde el 1,5% del año pasado a 3,4%. Por otro lado, el Banco Central dio a conocer las cuentas nacionales por sector institucional de 2017, destacando que la deuda de los hogares ha seguido aumentando, superando el 70% del ingreso disponible.

La semana pasada el precio promedio del cobre se situó en US$3,15 la libra, por sobre los US$ 3,1 de la semana previa, registrando un crecimiento de 1,6% durante la semana. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), este aumento se explica por una disminución en los inventarios de cobre en las principales bolsas de metales, por el dato del crecimiento del PIB de China en el primer trimestre y producto del aumento en la demanda por posiciones largas en futuros del metal por parte de inversionistas, lo que evidencia expectativas de que el precio continúe subiendo.