Observatorio Económico y Financiero al 16 de abril de 2018

Visión de Principal del 9 al 16 de abril de 2018

Los mercados globales operan con alta volatilidad en medio de tensiones políticas y comerciales. La atención se enfoca en la incertidumbre comercial entre Estados Unidos y China y los riesgos geopolíticos en el Medio Oriente, que culminaron con la orden de tomar acción militar en Siria el día viernes por parte de EEUU y respaldado por Francia y el Reino Unido.

En EEUU inflación se acelera con respecto a febrero.

En EEUU se dio a conocer el dato de inflación para marzo, que llego a 2,4% interanual desde el 2,2% que marcaba a febrero. Por su parte la medida subyacente también se aceleró desde 1,8% a 2,1%. Las alzas se deben a un efecto transitorio de base de comparación, lo cual no marca tendencia, aunque sí deja al descubierto la verdadera fuerza subyacente del IPC de los EEUU. Esta semana se conocerá el dato de inflación por PCE, que es la meta de la Reserva Federal y que se ha mantenido por debajo del 2%. Finalmente el dato preliminar de confianza para abril de la universidad de Michigan cayó de 101,4 puntos de marzo a 97,8 puntos.

En la Eurozona, producción industrial al alza.

En la Eurozona, la producción industrial registró un avance de 2,9% en los doce meses terminados en febrero, frenando el avance revisado de 3,7% de enero (inicial de 2,7%). En Reino Unido se conocieron los datos de producción industrial y manufacturera, marcando expansiones interanuales de 1,6% y 2,5% respectivamente, ambas medidas mostrando un aumento respecto a sus medidas anteriores de 1,2% y 2,2%. El comercio internacional de la zona Euro sigue muy positivo, generando un superávit récord de EUR 22,4 mil millones en febrero. Además el comercio intra-Euro creció 6,5% en el primer bimestre del año.

Economías emergentes con inflación desacelerándose.

En China la inflación alcanzó 2,1% anual a marzo, una caída respecto al 2,9% registrado con anterioridad. También se conocieron los datos de comercio internacional, con una expansión interanual de 14,4% en las importaciones frente a un 6,1% anterior, y exportaciones que se contrajeron interanualmente 2,7%. Estos datos tienen alta volatilidad pero la tendencia sigue siendo fuerte.

En India se conoció la inflación que alcanzó un 4,28% anual a marzo, bajo el 4,44% anterior; las importaciones se expandieron 7,2% frente a un 10,4% anterior, y exportaciones se contrajeron interanualmente 0,7% mientras que se venía con una expansión de 4,5%. Además se conoció la producción industrial que avanzó un 7,1% interanual a febrero, bajando levemente del 7,4% que marcaba el mes anterior. Es decir, la tendencia de alto crecimiento con inflación controlada no se ha alterado.

En México la inflación se desaceleró desde 5,34% a 5,04% anual a marzo, mientras que la  subyacente bajó desde 4,27% a 4,02%, lo que es prácticamente igual al techo del rango meta del Banco Central. Es decir, la normalización inflacionaria está muy bien encaminada. El alza de los salarios mostró un comportamiento similar al caer levemente desde 5,5% a 5,4% en igual periodo. Por su parte, el crecimiento de la producción industrial y manufacturera cayó desde 0,9% a 0,7% y desde 1,7% a 0,9% respectivamente, aunque debemos recordar que marzo de 2018 tuvo menos días hábiles que marzo pasado debido a la semana santa.

En Brasil se publicó la inflación, con un avance interanual de 2,68% a marzo y desacelerándose del 2,84% anterior, aún bajo la meta de política (4,5%) y dando espació a mayores recortes de tasa. La inflación subyacente también se redujo, desde 3,25% a 3,12%. Por otro lado las ventas minoristas a febrero avanzaron un decepcionante 1,3% interanual, cayendo del 3,1% anterior. Pese a ello el promedio de los últimos doce meses alcanzó un crecimiento de 2,8%, el mejor desde octubre de 2014.

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

La semana pasada el precio promedio del cobre se situó en US$3,1 la libra, por sobre los US$ 3,04 de la semana previa. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), este aumento se explica por menores tensiones comerciales entre EEUU y China y expectativas de mayor consumo de cobre en el corto plazo.