Observatorio Económico y Financiero al 04 de junio de 2018

Visión de Principal del 28 de mayo al 04 de junio de 2018

En EEUU los indicadores económicos se contraponen al escenario político.

En Estados Unidos el crecimiento del PIB para el primer trimestre fue ligeramente revisado a la baja de acuerdo a su segunda estimación, llegando a una tasa anual de 2,8%, versus el 2,9% de la primera estimación. A pesar de la disminución en el dato, la cifra sigue siendo positiva, en particular el consumo crece pero levemente menos que el PIB, lo que permite aumentar la tasa de ahorro, y a su vez permite aumentar la inversión sin que esto implique un aumento del déficit de cuenta corriente. De hecho la inversión sigue creciendo fuertemente, al igual que las exportaciones. En el mismo reporte se entregó la muy relevante inflación del trimestre medida por cuentas nacionales. La versión subyacente (más relevante) de este indicador aumentó a 1,6% desde 1,5% en el trimestre anterior, todavía cómodamente por debajo de la meta de 2%. Posteriormente se reportó que a abril este indicador de inflación se mantuvo en 1,8%, al igual que marzo, el cual fue corregido desde 1,9%. En resumen, el panorama inflacionario se aprecia más benigno que la semana anterior.

Por otro lado los datos de empleo a mayo parecieran confirmar las señales necesarias para un nuevo incremento de la tasa de interés de política monetaria en la reunión del Fed de mediados de junio. En efecto, en el mes se crearon 223 mil empleos, por sobre los 129 mil anteriores y la tasa de desempleo se redujo a su mínimo en 18 años, 3,8%. El desempleo en su medición amplia también bajó, en este caso desde 7,8% a 7,6% lo que está por debajo del promedio pre-crisis, cercano al 8%. Adicionalmente, la participación de la fuerza laboral se mantuvo en niveles cercanos a los de abril, 62,7%. Sin embargo los salarios registraron un crecimiento anual de sólo 2,7%, lo que no indica presión inflacionaria por este lado.

A este escenario económico debemos sumar los recientes desarrollos en el plano político donde los miedos de guerra comercial se han vuelto a reactivar luego de las declaraciones del Presidente  Trump respecto a la imposición de aranceles al hierro y aluminio, que tuvo una fuerte respuesta por parte de la Eurozona, Canadá y México en relación, junto con declaraciones de China que amenazan con deshacer cualquier avance en las negociaciones actuales si Estados Unidos mantiene en pie la idea de establecer tarifas a sus productos.

En la Eurozona, la economía debe lidiar con Estados Unidos y volatilidad política interna.

En Europa la inflación anual durante mayo llegó a 1,9% de acuerdo al indicador preliminar, por sobre el 1,2% correspondiente al registro de abril y muy cerca de la meta de 2%. En todo caso la medida subyacente creció sólo hasta 1,1% desde el 0,7% de abril, aún lejos de la meta. La alta inflación se debe fundamentalmente al aumento de precio del petróleo Brent. Adicionalmente la tasa de desempleo bajó desde 8,6% en marzo y 9,2% en abril pasado a 8,5% en abril del presente año, tasa que es la menor en la zona Euro desde diciembre de 2008. Los datos para la Unión Europea completa son similarmente positivos. Por lo tanto la economía de Europa desarrollada sigue en muy buen pie, lo que no se puede decir de la política. En efecto, los vaivenes políticos vuelven a marcar la agenda y a incrementar la percepción de riesgo en la región, particularmente por Italia y España. En el primero, se generaron días de tensión dada la imposibilidad de formar gobierno producto de las amenazas de los movimientos euroescépticos, lo que llevó al presidente del país a nombrar un gobierno transitorio que guíe al país hasta un nuevo proceso eleccionario a fines de agosto. Sin embargo, esto fue resuelto, y se logró formar un nuevo gobierno, con Giuseppe Conte asumiendo como nuevo Primer Ministro. En España, por su parte, se condenó a varios integrantes del Partido Popular, mismo partido del actual presidente, por corrupción producto de sobornos y adjudicaciones ilícitas de obras públicas. Esto gatilló que el Partido Social Obrero Español (PSOE) oficiara una moción de censura contra Mariano Rajoy, resultando en su destitución y sustitución por Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. En principio, él debiera terminar el período de mandato de Mariano Rajoy pero se considera que es altamente probable que llame a elecciones anticipadas.

Japón e India destacan dentro de Asía por el lado desarrollado y emergente.

En Japón la producción industrial avanzó 2,5% en los doce meses terminados en abril (según la estimación preliminar), marginalmente sobre el 2,4%, mientras las ventas de retail avanzaron fuertemente en abril con un avance mensual de 1,4% (-0,6% en marzo).

En India se publicó el dato del PIB para el primer trimestre, marcando un alza anual de 7,7%, fuerte avance respecto al 7,0% registrado con anterioridad. Además, la estimación oficial para el crecimiento de este año subió levemente desde 6,6% a 6,7%.

En Latinoamérica, la actividad económica también repunta.

En Latinoamérica lo más relevante fue la publicación del PIB para el primer trimestre del año en Brasil, con un crecimiento de sólo 1,2% anual, una considerable caída del 2,1% del trimestre anterior. La cifra ratifica lo que los datos mensuales estaban anticipando, esto es, que el crecimiento se moderó fuertemente pero se mantuvo positivo. Considerando el posible impacto de las importantes huelgas ocurridas en el país en las últimas dos semanas, es lamentablemente muy probable que se observen caídas en la actividad económica al menos en algunos meses o incluso en el segundo trimestre, aunque debieran ser efectos no recurrentes. De hecho en abril la recaudación tributaria creció 7,8% real e incluso ajustando por ciertas recaudaciones extraordinarias creció un 5,9%, lo que indicaría que al menos en ese mes la actividad tuvo un buen crecimiento. La deuda pública a PIB sigue creciendo, alcanzando un 75,9% en abril desde el 75,3% previo. La tendencia al alza no se ha logrado revertir, lo que de manera lenta pero persistente aumenta el riesgo de la economía. Esto ocurre naturalmente porque el déficit fiscal sigue muy elevado, en torno al 6,7% en buena medida debido al costo de los intereses para servir la deuda.

El desempleo en México se mantuvo estable en 3,4%, al igual que en Colombia aunque en el nivel de 10,7%. La inflación en Perú se mantuvo en niveles bajos con 0,93% anual, aunque mostrando un importante avance respecto al 0,48% que se llevaba acumulado hasta abril, pero en línea con lo que ya sugería la inflación subyacente

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

El desempleo en Chile cayó desde 6,9% a 6,7%, igual nivel que el año pasado en igual fecha. Además, los datos sectoriales auguran un fuerte dato de actividad para abril: producción industrial con alza anual de 7,6% y ventas de retail de 7,4%.

La semana pasada el precio promedio del cobre cerró en US$3,09 la libra, cayendo en 1,0% respecto al precio del viernes anterior. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), aparentemente los efectos de la incertidumbre geopolítica en Europa, la potencial guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como la entrada de metal a las bodegas de la Bolsa de Londres en Asia, imponen resistencia al aumento del precio del metal. Además, el cierre eventualmente permanente de una fundición en India vuelve más holgado el mercado de los concentrados y los cargos de tratamiento se ven presionados a la baja.