Observatorio Económico y Financiero al 02 de abril de 2018

Visión de Principal del 26 de marzo al 2 de abril de 2018

En EEUU se corrigen al alza las cifras de crecimiento, aunque las conclusiones se mantienen.

En Estados Unidos se reportó la tercera y definitiva estimación oficial del PIB, la cual mostró un crecimiento mayor al previamente estimado. La variación del cuarto trimestre en relación al trimestre anterior subió desde 2,5% a 2,9%, mientras que la variación anual pasó desde 2,5% a 2,6%. En todo caso, las conclusiones a partir de la cifra no varían, el PIB está creciendo a un ritmo anual cercano al 2,5% y con una buena composición, ya que hay un crecimiento de la inversión y las exportaciones que es superior al del PIB, lo que permite esperar que el buen ritmo de crecimiento se mantenga o incluso se acelere. En cuanto a la inflación, el indicador “Personal Consumption Expenditure” (PCE) marcó un leve aumento tanto en su versión subyacente (desde 1,5% a 1,6%) como en la total (desde 1,7% a 1,8%). Es posible que este indicador total alcance el 2% meta en marzo debido a un efecto base del año pasado, lo que podría causar alguna preocupación en términos de una posible aceleración del proceso de normalización monetaria por parte la Reserva Federal, pero éste ya ha avanzado un buen trecho. Finalmente, la confianza, si bien cedió levemente, se mantiene alta, puesto que el Conference Board reportó 127,7 puntos para marzo, desde 130 puntos en febrero. No olvidemos que una confianza neutral es de 100 puntos.

Francia reduce su déficit fiscal.

Francia logró reducir su déficit fiscal a menos de 3% del PIB por primera vez en 10 años, al pasar desde 3,4% en el año 2016 a 2,6% el 2017. Es un buen indicador de la mejora fiscal que está ocurriendo en general en Europa desarrollada. El máximo déficit “aceptable” de acuerdo a la Unión Europea es de 3%.

Vietnam crece fuertemente el primer trimestre.

Vietnam reportó un crecimiento del PIB de 7,38% en el primer trimestre del presente año, por encima del 6,81% previo, lo que augura buen crecimiento en general en Asia. Adicionalmente, la inflación bajó fuertemente en marzo, desde 3,15% en febrero a 2,66%.

En Latinoamérica, Brasil y México reportaron buenos datos económicos.

Brasil reportó que la mejora en el mercado laboral se está consolidando, puesto que luego de marcar una destrucción de empleos cercana a cero en los doce meses terminados en diciembre de 2017, ahora en enero se reportó una leve creación positiva de 21 mil empleos. Es la primera vez que hay creación positiva de empleos en doce meses desde febrero de 2015. Pero quizás mucho más importante como noticia, fue el reportado aumento en los ingresos fiscales federales, que alcanzó el 10,7% en febrero desde un ya excelente 10,1% en enero. No sólo es una mejora muy importante que contribuye a aminorar la preocupación por el alto déficit fiscal, sino que además es una muy buena señal para la actividad del primer trimestre. Por el lado del déficit, éste ha seguido reduciéndose, esta vez bajando a 7,3% en los doce meses terminados en febrero, desde el 7,5% previo y 8,5% de un año atrás. En todo caso, el déficit sigue siendo muy elevado y el mercado espera nuevas medidas para mejorar este indicador.

En México, las ventas minoristas se recuperaron parcialmente luego de un período de desaceleración, subiendo un 0,5% anual en enero luego de caer 2% en diciembre. Agregando a las buenas noticias, la balanza comercial tuvo una mejora en febrero, ya que pasó de un déficit de USD 441 millones en enero a un superávit de USD 1,1 millones, muy superior a los esperado. Esta mejora se debió a un gran aumento en las exportaciones no petroleras (10,8%) lideradas por las manufacturas. Adicionalmente, las importaciones subieron 11,7% lideradas por los bienes de capital, otra señal positiva.

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

En Chile los reportes mensuales de actividad fueron positivos en febrero. La producción industrial aumentó un 8,9%, lo que supera largamente la cifra de enero (5,3%), con la minería aumentando un 16,9% debido a la baja base de comparación causada por la huelga del año pasado. La manufactura creció 3,7% luego de crecer 5,7% en enero. La actividad de electricidad y otras creció un más moderado 2,9%; este rubro está bastante correlacionado con el PIB, por lo que es una indicación de moderación, aunque aumentó desde el 1,4% de enero. Finalmente, la tasa de desempleo aumentó desde 6,5% en enero a 6,7% en febrero, también por encima del 6,4% de febrero pasado, producto de una mayor participación en la fuerza laboral. El aumento en la actividad debiera implicar una baja en este indicador pero con rezago, y además la baja podría verse compensada por el aumento habitual de los meses de invierno.

La semana pasada el precio promedio del cobre se ubicó por debajo de los US$3 la libra, cerrando la semana en US$3,03 la libra. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), esta disminución se explica por una fuerte alza de inventarios en bolsas de metales, un aumento en la producción de cobre refinado en China, signos de una reducción del potencial de crecimiento del mercado de viviendas chino, las medidas comerciales contra China por parte de EEUU y el debilitamiento de los fundamentos de corto plazo del precio del metal, que han hecho a los especuladores reducir su exposición.