¿Qué determina el precio del dólar?

En enero de 2016 el precio promedio del dólar fue de $721,65 pesos chilenos. Aquel mes la divisa norteamericana alcanzó valores históricamente altos, llegando inclusive a $730 pesos un par de días. En octubre de 2017, un año y 10 meses después, la divisa se cotiza entre $ 625 y  $630 pesos, un valor que para importadores y personas deseosas de vacacionar en el extranjero se presenta como una oportunidad. Sin embargo, casi 4 años antes el valor del dólar se ubicó en $472,67 pesos promedio en enero de 2013, un precio aún más atractivo, significativamente bajo y cercano al mínimo histórico de más de 2 décadas. Ante estos antecedentes la pregunta que irremediablemente surge es: ¿Por qué el precio del dólar varía (aparentemente tanto) año a año?

En esta nueva columna de FOL buscaremos explicar con manzanitas porque el precio de la divisa norteamericana varía día a día. En específico, nuestro objetivo será ilustrar qué variables explican el precio del dólar. 

Tipo de Cambio Libre  

El precio del dólar varía día a día, de acuerdo a fuerzas de oferta y demanda. En la medida en que hay muchos dólares en el país éstos bajan de precio, dado que existe más oferta de la moneda estadounidense disponible para ser cambiada por pesos. Lo contrario sucede cuando hay pocos dólares, dado que a mayor escasez las cosas se hacen más valiosas. Así también, cuando los chilenos aumentan su deseo por tener dólares estos suben de precio, dada que existe mayor disposición de pago frente a la divisa. Lo contrario sucede cuando el apetito por tener dólares disminuye.

La oferta de dólares en nuestro país está determinada principalmente por las exportaciones, la inversión extranjera en suelo nacional, por el ingreso de divisas producto de los créditos, tanto del sector privado como del Estado, y por las inversiones provenientes del exterior en el mercado de capitales (por ejemplo compra de acciones). Imagine a los productores de cobre, salmón, manzanas, cerezas, vinos, celulosa u otros. Ellos venden sus productos al exterior y les pagan en dólares, los que ingresan a Chile y luego son cambiados por pesos chilenos en bancos o casas de cambio, para que así el productor pueda obtener el dinero que se utiliza en nuestro país. Por otro lado, imagine una compañía multinacional norteamericana (o inclusive de otro país) que desea iniciar operaciones en Chile. Ellos traen dólares al país, los que cambian por pesos chilenos para poder construir, contratar personal, entre otros.

Por otra parte si una empresa chilena, pública, privada o el mismo Fisco, que requiere endeudarse consigue un préstamo en el exterior, ingresará las divisas al país (venta de dólares) para financiar su operación o a un nuevo proyecto de inversión. De esta manera, la abundancia o escasez de dólares, estará determinada principalmente por cuánto exporta Chile, por cuánta inversión de extranjeros sea capaz de atraer y/o el ingreso de capitales por la deuda contraída 

La demanda de dólares en nuestro país está determinada principalmente por las importaciones, la inversión en el extranjero y el pago de intereses y capital de deudas contraídas. Para comprar un producto fabricado en el exterior, se necesita contar con dólares, pues los pesos chilenos de poco o nada servirán afuera. Una de las principales importaciones que realiza nuestro país es el petróleo, que se vende en dólares. Cuando el precio del petróleo sube, aumenta por necesidad la demanda por la moneda estadounidense. Lo mismo sucede cuando se desea invertir en el extranjero. Como los pesos chilenos no constituyen la moneda útil en otros países, si un chileno o extranjero residente desea llevar sus negocios a otro país, deberá cambiar sus pesos por dólares y llevárselos de suelo nacional.

El Gran Determinante: El Precio del Cobre

En el siguiente gráfico se aprecia la evolución que ha tenido el precio del cobre y el precio del dólar desde enero del 2007 hasta la fecha.

La línea azul, que nos indica el precio del cobre, nos revela que hasta antes de la crisis de 2009 el metal se vendía a más de US$ 3,8 la libra, para luego descender estrepitosamente a poco más de US$ 1,3 a fines de 2008 y comienzos de 2009. Posteriormente, la recuperación generó que el metal alcanzara nuevos máximos a fines de 2010 y comienzos de 2011, donde el metal rojo se vendía a más de US$ 4,3 la libra. De ahí en más, el precio comenzó a descender sostenidamente hasta enero de 2016, momento en que se vendía nuestro mineral a US$ 2 la libre. Finalmente, el precio se recuperó y hoy se ubica cerca de los US$ 3 por libra.

La línea roja nos muestra la evolución del precio del dólar para el mismo periodo. El dólar cayó fuertemente desde 2007 hasta 2008, ubicándose en mínimos cercanos a los $430 pesos. Posteriormente, tras el inicio de la crisis económica subprime, el dólar escaló a $650 pesos, para volver a caer sobre los $530 pesos en 2009 y 2010. Durante este periodo el dólar estuvo nuevamente barato y recién a fines de 2013 sobrepasó nuevamente los $530 pesos, para no frenar hasta ubicarse en los $730 a inicios de 2016. Desde ahí hasta nuestros días, el dólar ha experimentado bajas constantes que lo sitúan levemente por sobre los $630 pesos.

grafico1

Fuente: Banco Central de Chile y Corporación Chilena del Cobre (Cochilco).

Como se puede apreciar en el gráfico, en los periodos en que el precio del cobre está alto el precio del dólar está bajo. Esta relación negativa puede notarse con mayor notoriedad el año 2009, donde el metal alcanzó en mínimo histórico de US$ 1,3 la libra y el dólar escaló hasta los $650 pesos. Observe también lo que sucedió durante 2010 y 2011. Mientras el cobre logró peaks de US$ 4,3 la libra, el dólar alcanzó mínimos de $460 pesos. Observe que a medida que fue cayendo el precio del cobre desde 2012 el dólar fue encareciéndose. Finalmente, note que tras la recuperación del cobre a partir de fines de 2016 el dólar fue bajando de los $730 a los $630 actuales.

La Razón Fundamental

¿Por qué el precio del dólar cae cuando el cobre se encarece? La razón puede resultar muy simple. Cuando el precio del cobre está alto, significa que una unidad de metal (libra o tonelada) se vende a más dólares que antes. Así entran más dólares que de costumbre al país, por así decirlo, multiplicando la oferta de moneda norteamericana en Chile. Al haber más abundancia, el precio de cada dólar cae.

Por el contrario, cuando el precio del cobre está bajo la venta de cobre trae consigo el ingreso de menos dólares al país que en otras oportunidades. Al haber más escasez de moneda extranjera, esta se encarece.

Otros Factores

Existen otros factores que inciden en el precio del dólar. Sin embargo, afectan de menor manera y no son tan relevantes como la incidencia que tiene el precio del cobre.

Una de las variables a destacar es la diferencia de la tasa de interés de Chile respecto a la de Estados Unidos (u otros países del Mundo). En general, muchos inversionistas desean depositar su dinero en depósitos a plazo, cuentas de ahorro y/o bonos de bancos y empresas situados en países que paguen más intereses por él. Así, cuando el interés de un país es sustantivamente mayor al de Estados Unidos (o el promedio mundial) los inversionistas acuden a estos países y se genera un aumento de la oferta de dólares. Como resultado, el dólar tiende a abaratarse en esos países.

grafico2

En el gráfico ilustramos la evolución del precio del dólar y la diferencia de tasas de interés entre Chile y Estados Unidos. Durante mediados de 2010 y hasta 2014 la tasa de interés de Chile fue bastante superior a la de Estados Unidos, lo que repercutió en un bajo precio del dólar. A medida que la tasa de interés de Chile se fue reduciendo, el dólar comenzó a aumentar de precio, dado que nuestro país ya no era tan atractivo como antes para depósitos bancarios.

No obstante, como se puede apreciar, esta relación negativa entre diferencial de tasas y precio del dólar no es tan sostenida y permanente como la relación negativa entre el precio del dólar y el del cobre.

Conclusiones

El precio del dólar está fuertemente ligado al precio del cobre. Cuando el metal rojo se vende caro, el precio de la moneda norteamericana tiende a ser bajo. La explicación sensata encuentra sustento en la teoría. Toda vez que nuestro mineral se vende a mayor precio, el flujo de entrada de dólares al país es mayor, lo que abarata su valor. Un segundo factor que en alguna medida también incide en el precio del dólar es la diferencia entre las tasas de interés de Chile y Estados Unidos. A medida que la diferencia es mayor, los inversionistas se sienten más incentivados a invertir en Chile, por lo que esto aumenta la oferta de moneda extranjera en nuestro país, generando su baja de precio.

Por estos días el dólar se encuentra en niveles bajos, lo que ha despertado el apetito de viajes y compras de productos extranjeros. Es de esperar que, tras esta lectura, sepa que el dólar seguirá bajando o revierta su tendencia dependiendo (principalmente) de cómo evolucione el precio del cobre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *