No dejes plata arriba de la mesa

Todos hemos escuchado alguna vez esta expresión y seguramente también nos ha pasado que, por ignorancia, falta de experiencia o flojera, no hemos aprovechado algunas de las buenas oportunidades que, de cuando en cuando, se nos presentan.

En esta ocasión les quiero comentar de un beneficio tributario donde el Estado, literalmente, nos regala plata y muchos de nosotros la dejamos arriba de la mesa.

Se trata del APV régimen A donde el fisco te entrega una bonificación de 15% del monto que ahorres anualmente. En concreto, si logras ahorrar $1 millón de pesos en un año, recibes un regalo de $150.000, una especie de rentabilidad garantizada de 15% anual para partir ¡excelente inversión! ¿o no?

Obviamente el bono fiscal no es infinito y tiene un tope de 6 UTM, es decir, aproximadamente $280.000 al año. En términos simples, eso significa que se puede ahorrar hasta $1.866.000 al año, y recibir una bonificación de $280 mil. Adicionalmente a esto se le suma la rentabilidad que obtengan las inversiones realizadas…demasiado bueno y está al alcance de la mano.

El APV régimen A está orientado a personas con ingresos mensuales de hasta $3 millones. Para rentas superiores, existe el APV régimen B que también tiene un beneficio tributario, pero que opera un poco diferente. En ese caso, el ahorro se rebaja de la renta imponible y el beneficio se recibe a través de un menor pago de impuestos.

Es importante saber que el Estado ha querido otorgar estos beneficios del APV para incentivar que ahorremos para nuestro futuro y tengamos un fondo complementario al ahorro obligatorio en la AFP para incrementar nuestra pensión. Si bien se trata de un plan de ahorro de largo plazo, en el APV A, los fondos se pueden retirar cuando uno quiera, no hay restricciones, pero si se hace un retiro antes de jubilar, se debe devolver al fisco el bono que recibimos.

Aprovechar las ventajas del APV A y no dejar esta plata arriba de la mesa es fácil. Basta que te acerques a cualquier institución financiera que ofrezca APV (son muchas) y contrates un plan de descuento en la cuenta corriente o planilla para que todos los meses se destine un monto al APV A. No existe un mínimo y recuerda que lo máximo que puedes ahorrar al mes son aproximadamente $155.000 para no exceder el tope del bono fiscal.

Comienza este 2018 con el pie derecho y no dejes plata arriba de la mesa

Ahorra en APV

Un comentario en “No dejes plata arriba de la mesa

  1. Excelente post
    Este tipo de consejos pràcticos es lo que necesitamos para salir del analfabetismo financiero y tributario 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *