¿Cómo elegir un Fondo Mutuo?

En Chile hay más de 500 fondos mutuos divididos en 30 tipos y categorías distintas. Elegir aquel fondo que más se adapte a nuestras necesidades no es trivial, sin embargo hay algunas pautas que nos pueden ayudar a simplificar esa decisión.

1. ¿Cómo somos?

Antes de realizar cualquier inversión financiera debemos conocernos contestando una simple, pero a su vez, trascendental pregunta: ¿cuál es nuestra tolerancia al riesgo? Es lo que se conoce como “perfil de riesgo” o “perfil de inversionista”: cual nuestra capacidad de soportar pérdidas.

Riesgos

Lo anterior cobra gran importancia porque estudios recientes indican que la “angustia” que genera una pérdida a un inversionista es mucho mayor que la “alegría” que le provoca una ganancia. Es decir, perder el 30% de lo invertido genera un malestar mucho mayor que la satisfacción de ganar 30%.

2. El plazo de nuestra inversión

Por “plazo” debemos entender que es el periodo en el cual estamos dispuestos a dejar la mayor proporción de nuestros ahorros (más del 70% de lo invertido al inicio) sin necesidad de tener que retirarlos. Es decir, si al momento de hacer nuestra inversión definimos que nuestro plazo es de 1 año, significa que más del 70% de lo invertido al inicio lo mantendremos por ese lapso.

3. Combinación de perfil de inversionista y plazo

Los dos conceptos anteriores, tolerancia al riesgo (perfil) y plazo, están relacionados.

Pensemos en un ejemplo. Supongamos que nuestro perfil de riesgo es “muy arriesgado” lo que indica que estamos dispuestos a tolerar pérdidas significativas con la esperanza de obtener ganancias importantes (nadie invierte para perder). Esto significa que estamos dispuestos a invertir en instrumentos de alta volatilidad, es decir, que sufren variaciones de precio, subas y bajas, en lapsos muy cortos, casi diariamente. Esto ocurre en los fondos mutuos accionarios porque justamente las acciones varían de precio todos los días. Las acciones muchas veces obedecen a ciclos o a eventos económicos de muy difícil predicción (por ejemplo el atentado de las Torres Gemelas de Septiembre de 2001). Por lo tanto si invertimos en fondos mutuos accionarios debemos estar dispuestos a esperar que ciertos eventos negativos desaparezcan para luego recuperar las pérdidas y salir ganando. Esta “paciencia” tiene que ver con nuestra tolerancia al riesgo y se traduce en “tiempo”: cuanto más riesgo estamos dispuestos a asumir, mayor debe ser el plazo de nuestra inversión.

Todo lo anterior significa que, aunque nuestra tolerancia al riesgo sea alta, si el plazo de nuestra inversión es breve, debemos invertir en instrumentos menos arriesgados.

El siguiente cuadro entrega una guía:

Plazo
(días)
Muy conservador
(MC)
Conservador
(C)
Moderado
(M)

Arriesgado
(A)

Muy Arriesgado
(MA)

0 – 91 MC MC C C M
92 – 181 MC MC C M M
182 – 366 MC C C M A
367 – 547 MC C M A MA
548 – 731 MC C M A MA
732 – más MC C M A MA

Este cuadro se lee: si nuestro perfil es “Arriesgado” (A) y el plazo de nuestra inversión se ubica entre 92 y 366 días, deberemos invertir en fondos cuyo riesgo sea “Moderado” (M). Para plazos menores a 92 días, elegiremos fondos con estructura de riesgo “Conservadora” (C).

Te recomendamos ver el siguiente video para aprender más de la relación riesgo retorno (rentabilidad)

4. ¿Cuál fondo elegir?

Es muy cierto que “las rentabilidades pasadas no garantizan que se repetirán en el futuro”. Por lo tanto, considerar solamente la rentabilidad histórica de cualquier fondo no garantiza nada.

También es cierto que lo importante es lo “que está por suceder”. Los economistas defienden su profesión diciendo que las estimaciones de los valores futuros de las variables que determinan el precio de los instrumentos financieros es lo único que importa: inflación, evolución del consumo y la inversión, políticas tributarias, precios de los bienes transables y no transables, déficit o superávit fiscal, etc,

La evidencia nos indica que los economistas rara vez aciertan en las predicciones de aquello a lo que los inversionistas más nos interesa. Puede ocurrir que estimen certeramente cual será la inflación del próximo año, pero eso no significa que acierten con el nivel de la tasa de interés, que a su vez afecta el precio de los bonos. La razón es que son muchas las variables que afectan los precios y están crecientemente relacionadas entre sí debido a la globalización de las economías. Además el comportamiento de las personas no siempre obedece al mismo patrón de conducta.

Por lo tanto las estimaciones de los economistas nos darán solo una trayectoria o tendencia más probable, pero rara vez acertarán con un precio.

Sabiendo nuestro perfil de riesgo, el plazo de nuestra inversión y una estimación general de la dirección de las variables económicas relevantes podremos escoger el fondo específico.

En FOL.cl desarrollamos FOLSCORE®, un índice compuesto por las 7 variables que consideramos más significativas para escoger el mejor fondo mutuo (Alpha, Sharpe Ratio, Information Ratio, Rentabilidad ajustada por riesgo, Market Capture, R-Cuadrado y Tracking Error).

Si ya tomaste la decisión de invertir no olvides leer nuestros 11 Consejos para invertir mejor.

Conclusiones

1. Lo más importante es conocer nuestra tolerancia al riesgo (perfil)

2. Definir muy bien el plazo por el que mantendremos nuestra inversión sin necesidad de retirar al menos el 70% de ella.

3. Escoger el tipo y la categoría de fondo mutuo según nuestro perfil de riesgo y el plazo

4. Escoger el mejor fondo usando FOLSCORE®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *