4 PREGUNTAS ANTES DE COMPRAR UNA CASA

HOGARcortito

 

“El sueño de la casa propia” es mucho más que una frase cliché, es también un “anhelo” que la mayoría de nosotros estamos dispuestos a cumplir, tanto así que es lógico pensar en un gran porcentaje de personas leyendo este artículo que además estén ahorrando para el pie de su futuro hogar.

 

Pero para concretar lo anterior, primero debemos tener en cuenta que el precio de la vivienda se encarece cada año, por la escasez de suelos disponibles para construir y que mientras más metros cuadrados tenga nuestro hogar más caro será en la mayoría de los sectores de la capital.

 

Con esto claro y si estás dispuesto a alcanzar tu sueño, entonces es importantísimo que empieces lo antes posible a trabajar en ello, que te mentalices en lograrlo y que te hagas las preguntas necesarias para decidir si comprar o no.

 

1.- ¿EN VERDAD QUIERO COMPRAR O PUEDO?

Como a muchos chilenos, la idea que tenemos de comprar una casa es algo que nos inculcan nuestros padres desde el primer día de colegio, y claro, porque de acuerdo al consenso social, una vivienda proporciona seguridad, estabilidad financiera y es el medio troncal para establecernos el resto de nuestras vidas.

 

Sin embargo el Chile donde nuestros padres compraron una casa fue muy diferente al de hoy, e incluso, el Chile actual es mucho más diferente todavía al de hace 10 años atrás, porque según un estudio de GfK Adimark, entre el 2006 y el 2016 se constató un aumento de hasta un 200% en el precio de la vivienda dentro del Gran Santiago.

 

Sabiendo esto, comprar una casa supone un tremendo esfuerzo financiero, y un compromiso que significará reevaluar y cambiar nuestras prioridades, estilo de vida y objetivos a fin de ahorrar cada peso en función de la meta. Entonces necesariamente tengo que hacerme estas dos preguntas ¿Quiero comprar? Si la respuesta es “sí, quiero”, entonces la siguiente pregunta es ¿Puedo?…

 

2.- ¿PUEDO PAGARLO REALMENTE? ¿CUÁNTO DEBO PEDIR PRESTADO?

 

Aquí es importante la sinceridad y también la realidad. Abundan casos de familias que viven al límite del gasto mensual e incluso en la deuda constante, porque se comprometieron con un dividendo demasiado alto que no estaba dentro de su presupuesto para comprar, pero que podrían haber usado  una cantidad menor en arrendar. Entonces el llamado es a ser realista con lo que se puede pagar, en serio, sin especular.

 

Hasta hace unos años algunas entidades financieras prestaban al 100% del total de la propiedad, ya que otorgaban créditos de consumo para cubrir el porcentaje del pie y la diferencia en crédito hipotecario, lo cual terminaba por asfixiar a los compradores incautos. Esto ha ido cambiando justamente porque las tasas de los morosos han ido en aumento y las condiciones económicas del país son distintas.

 

Para evitar una eventual sobrecarga financiera se aconseja proyectar un futuro conservador en cuanto al potencial de ingresos. Para analizar cuanto debo pedir prestado a las entidades financieras en crédito hipotecario tengo que tener claro que el dividendo no puede exceder al 25% de mis ingresos y que debo tener un pie del 20% del total de la propiedad aproximadamente.

 

Otra cosa a tener en cuenta es tu edad. Porque los altos precios de las propiedades han provocado que se cada vez más personas aplacen la compra de su primer hogar. Esto puede afectar el plazo del crédito hipotecario porque generalmente los bancos proyectan que el préstamo finalice antes de la jubilación, lo que reduciría algunos créditos hipotecarios estándar del 80% del total de la propiedad a 20 años plazo.

 

3.- ¿QUÉ COSTOS INVOLUCRA COMPRAR UNA CASA?

 

En Chile y según los expertos, las tasas de interés de los créditos hipotecarios se encuentran en 3,41% en mayo, según informe de Estadísticas Monetarias y Financieras del Banco Central de Chile, las que están en “niveles actuales históricamente muy bajos”, pero aun así es sabido que los costos de comprar una propiedad varían según sector/región y el tipo de propiedad que se está comprando. Pero para hacerte una idea de lo que involucra comprar una propiedad, los costos que deberás pagar no son solamente el dividendo, también se incluye:

 

  • Gastos Operacionales, aquí se incluye la tasación de la propiedad y servicios legales (estudios de título propiedad) de la entidad financiera.
  • Otros gastos, como Arancel Notarial, Arancel Conservador de Bienes Raíces (CBR), Impuesto al Mutuo.
  • Seguros de incendio y sismo, seguro desgravamen y en algunos casos de cesantía.
  • Contribuciones o basura.

 

Algunos de estos costos, como el Arancel Conservador de Bienes Raíces es relativo porque depende del Conservador de la ciudad en que se suscriba la escritura e inscriba la propiedad, además hay otros factores que influyen en el arancel, y lo lógico entones es que estos costos adicionales debamos incluirlos en el ahorro para pagar el pie. Afortunadamente, los bancos e instituciones financieras que disponen de créditos hipotecarios tienen una definición clara de cada uno de estos gastos, que no ahondaremos en este artículo para no complicarte más, pero debes tener en cuenta que al comprar la propiedad tendrás estos gastos adicionales.

 

4.- ¿DÓNDE QUIERO VIVIR?

 

Si el sector donde quieres vivir no está dentro del presupuesto deberás tener disposición a hacer ajustes. Porque todos queremos vivir lo más cómodo, tranquilo y accesible posible, con todos los servicios cerca pero ninguna de las molestias. Bueno, tenemos una lamentable noticia para ti, porque cuando compras una casa no siempre es así. De hecho los precios de la vivienda comienzan a disminuir cuando descartas algunos factores, a saber, si quieres vivir en un lugar accesible, con todos los servicios cerca, nunca podrás tener una tranquilidad absoluta, en cambio si lo que buscas es tranquilidad, estarás obligado a conducir tu auto por más de media hora en cada viaje o bien aceptar pagar en taxi más de $10.000 en cada desplazamiento. Ojo que debes pensar en que tus hijos también tendrán que hacer ese viaje.

 

 ELIGE CON TRANQUILIDAD: NO EXISTEN RESPUESTAS BUENAS O MALAS

Debes tener claro que la decisión de comprar o arrendar es finalmente una elección personal. Lo peor que puedes hacer es tomar una decisión apresurada.

 

Considera que lo mejor de este ejercicio es que mientras más honestas las respuestas, más te ayudarán a determinar la etapa en que te encuentras, encontrar tus motivaciones, establecer prioridades, evaluar tu situación financiera y desarrollar un plan realista para afrontar tu futuro próximo (y sobretodo lejano).

 

La invitación entonces, es a encontrar un equilibrio entre mantener tu estilo de vida o mejorarlo, pero sin destruir tu situación financiera. El comprar una casa y transformarla en tu hogar es una carrera de largo aliento, lleva décadas completarla y por lo que hemos visto en casos anteriores (como nuestros padres, familiares o incluso amigos) siempre ocurren imprevistos. Lo mejor es prepararte, tener una cultura de ahorro que puede ser intensiva en periodos determinados de tu vida, pero que siempre debe estar presente y cualquiera sea la decisión que estás pensando tomar, siempre hay una herramienta que te puede ayudar, como el Ahorro Programado de FOL, que incluso te recuerda las fechas para realizar tu ahorro en Fondos Mutuos, invirtiendo en series de muy bajo riesgo, que tienen una rentabilidad similar a la de un depósito a plazo, pero que tiene todas las ventajas de los Fondos Mutuos, como por ejemplo, disponer del dinero cuando lo necesites.

 

cta-ahorro-programado_s1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *