Observatorio Económico y Financiero al 26 de diciembre de 2016

Visión de Principal del 19 al 26 de diciembre de 2016

Confirmación de PIB del tercer trimestre en Estados Unidos revalida estabilidad económica.

En una semana de pocas novedades se confirmó que el crecimiento del PIB trimestral secuencial de Estados Unidos tuvo nuevamente un aumento importante en el tercer trimestre. De hecho, la estimación que ya había aumentado desde un 2,9% en el primer cálculo a un 3,2% en el segundo, finalmente cerró en el tercero en 3,5%. Sin embargo, la variación con respecto año anterior se mantuvo estable, aumentando sólo a 1,7% en esta oportunidad, desde 1,5% y 1,6% en las estimaciones previas. Si comparamos esto con el crecimiento de 1,3% del segundo trimestre, se aprecia una razonable estabilidad. Por su parte, el reporte de ingresos y gastos personales no tuvo grandes sorpresas excepto por una muy relevante baja en la inflación subyacente, desde 1,8% a 1,6%. La inflación sin ajuste se mantuvo estable en 1,4%. La sorpresiva baja de la inflación subyacente podría modificar a la baja la trayectoria de alzas de tasas prevista para la Reserva Federal (Fed).

Banco Central de Europa hace anuncio de política monetaria contractiva para 2017

En Europa el Banco Central anunció que a partir de abril próximo comenzará a reducir su estímulo monetario cuantitativo, aunque la decisión podría ser revisada en función de los datos.

Producción Industrial en China se mantiene estable, al igual que ventas minoristas.

En China no hubo novedades de relevancia en los datos de producción industrial, ya que su crecimiento se mantuvo muy estable en cerca de 6%. Por el lado de las ventas minoristas se apreció una aceleración desde 10% en octubre a 10,8% en noviembre. Mientras tanto en noviembre las exportaciones crecieron un 0,1%, lo que si bien es prácticamente cero es muy superior al -5% esperado. Pero la mayor sorpresa estuvo en las importaciones, las cuales aumentaron 6,7% contra un esperado de -1,3%.

Brasil continúa dando malas señales en sus datos sectoriales; México continúa con política de alza de tasas.

En nuestra región las ventas minoristas decepcionaron en Brasil con una baja de 8,2% en octubre, muy por debajo del -5,9% de septiembre. Asimismo, la producción del sector servicios bajó 7,6%, muy por debajo del -4,9% del mes anterior. Pese a estas malas señales el indicador mensual de actividad económica bajó solamente un 5,3%, aunque también estuvo por debajo del mes previo cuando bajó 3,4%. El indicador mensual de Perú sorprendió a la baja al crecer sólo 2,1% en octubre, comparado con 3,9% en septiembre. Pese a ello, el desempleo en Lima bajó desde 6,2% en octubre a 5,8% en noviembre. En México, el Banco Central decidió aumentar su tasa de política monetaria en 50 puntos base hasta 5,75% cuando la mitad de los analistas esperaban un aumento de sólo 25 puntos base. Por otro lado la creación de empleos formales de noviembre fue de 138 mil, el mejor noviembre en la historia de este indicador. El desempleo se mantuvo en 3,6%. Fitch Ratings decidió fijar una perspectiva negativa a los ratings de riesgo tanto de México (hoy en BBB+) como de Chile (hoy en A+) lo que abre una posibilidad no despreciable de que el rating sea reducido en los próximos meses.

Mercado nacional y coyuntura macroeconómica

La semana pasada el precio del cobre registró una caída de 3% respecto del viernes anterior, situándose en 2,48 dólares la libra. Según la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), el precio presentó tendencia a la baja inducida por la apreciación del dólar, la toma de ganancia por parte de los inversores, aumento en los inventarios en bodegas asiáticas y una caída de 23% (tasa anualizada) en las importaciones de cobre refinado por parte de China en noviembre. Esta última situación elevó el nivel de incertidumbre respecto de la fortaleza de la demanda del país asiático en un contexto en que el mercado inmobiliario, un importante inductor de demanda de cobre, comienza a evidenciar signos de una desaceleración de tipo estructural.